El conflicto debe ser visto por las comunidades educativas como una oportunidad de aprendizaje, que permite desarrollar en cada uno de sus miembros la posibilidad de reconstruir y fortalecer relaciones sociales deterioradas, a través de mecanismos y estrategias que permitan superar el estado de crisis o conflicto e impulsar las relaciones sociales a estados de tolerancia, respeto y cohesión a pesar de las diferencias. Es por esto que nuestro objetivo es entregar a los participantes de esta capacitación, conocimientos relevantes, y estrategias concretas con el fin de prevenir y fortalecer a través del abordaje oportuno y efectivo la Resolución de Conflicto y mejorar las relaciones interpersonales de su comunidad educativa Este curso fue realizado en el Colegio amor de Dios, Talca. El cual tuvo un enfoque formativo y participativo, en donde el compromiso de cada integrante fue fundamental para el cumplimiento de los objetivos trazados.